Conéctate con nosotros

Educación

A través del semillero sinfónico y coro representativo, la Fundación Nacional Batuta y la Alcaldía de Istmina llevarán el poder transformador de la música a 75 niños, niñas, adolescentes y jóvenes del municipio.

Con el objetivo de crear un proyecto de desarrollo social, artístico y cultural que fomente las prácticas colectivas instrumentales y corales, la Fundación Nacional Batuta y la Alcaldía de Istmina realizarán el semillero sinfónico y coro representativo que beneficiará a 75 niños, niñas, adolescentes y jóvenes entre los 8 y los 22 años.

El programa surge de la necesidad de fomentar la participación estudiantil y las iniciativas juveniles a través de proyectos que incentiven el liderazgo, el emprendimiento y la apropiación del patrimonio cultural y artístico del municipio, mediante la transmisión de saberes en las comunidades con un enfoque diferencial de inclusión, cultura ciudadana, ética del cuidado y bienestar integral de la población infantil y juvenil.

Imágenes – Archivo Batuta.

Para la realización de esta iniciativa, cuya duración será de 7 meses, se creará un semillero sinfónico de cuerdas frotadas conformado por 40 beneficiarios seleccionados de los diferentes procesos de iniciación musical del municipio. Su formación se basará en el modelo pedagógico de orquesta-escuela y estará compuesta por 4 fases: semillero instrumental, orquesta inicial, orquesta intermedia y orquesta avanzada.

Durante el proceso, todos los beneficiarios tendrán acceso a violines, violas, violonchelos y contrabajos, en calidad de préstamo, para adquirir conocimientos básicos del instrumento como postura corporal, forma correcta de manejo de los instrumentos y bases técnicas que permitirán un desarrollo musical estructurado y a cartillas pedagógicas que reforzarán los conocimientos adquiridos en las clases.

Las clases colectivas de violín tendrán una intensidad horaria de 4 horas semanales, mientras que las de viola, violonchelo y contrabajo serán de 2 horas. Además, se realizarán talleres de 1 hora para fila alta (violín-viola) y fila baja (violonchelo-contrabajo) y ensayos colectivos de orquesta, los cuales se realizarán 4 horas a la semana.

Por su parte, el grupo de coro representativo, integrado por 35 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, desarrollará competencias musicales específicas de soporte auditivo que contribuirán al mejoramiento de otros procesos de formación musical y al fortalecimiento del trabajo colaborativo y el bienestar social y emocional de los beneficiarios desde el aspecto técnico-musical.

El grupo de coro contará con una intensidad horaria de dos horas semanales por clase, en las que demostrarán sus capacidades vocales y auditivas mediante la escucha colectiva y a su vez, prepararán un repertorio artístico que será interpretado en distintos escenarios de la comunidad.

Al final del programa, las agrupaciones de semillero sinfónico y coro representativo darán un concierto en el que mostrarán los avances del proceso de formación a los padres de familia, docentes, funcionarios y comunidad en general.

Debido a las medidas otorgadas por el Gobierno Nacional y los entes territoriales para mitigar la propagación del COVID-19; Batuta implementará un esquema semipresencial adaptado a la evolución de las condiciones de salud pública, con el fin de superar las barreras físicas y económicas que supone este contexto.

“Estamos orgullosos de llevar a cabo este semillero sinfónico y coro representativo al lado de un aliado de gran importancia para nosotros como lo es la Alcaldía de Istmina, para seguir contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes del país con una formación musical de excelencia que a su vez fortalece valores como el trabajo en equipo, la sana convivencia y el sentido de pertenencia por la herencia cultural y artística que ha aportado Istmina y el departamento del Chocó a Colombia”, destacó María Claudia Parias, presidenta ejecutiva de la Fundación Nacional Batuta.

Por otro lado, el alcalde de Istmina, Hever Córdoba Manyoma, afirmó que: “esta iniciativa busca generar cada vez más espacios para la participación, el empoderamiento y el desarrollo juvenil con el propósito de cerrar brechas en el acceso a espacios culturales de formación. Para el municipio de Istmina es muy importante generar este tipo de espacios que fomentarán muchos valores importantes para la convivencia social y armónica. Continuaremos avanzando en el propósito de consolidar al Municipio de Istmina como un referente cultural, de convivencia y de paz para el departamento del Chocó y para todo el país”.

La Fundación Nacional Batuta y la Alcaldía de Istmina seguirán trabajando en conjunto para brindar un acompañamiento integral constante a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en condición de vulnerabilidad y velar por la garantía de sus derechos culturales mediante los programas de formación musical.

De interes