Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Autoridades concentran esfuerzos para atender a comunidades Indígenas desplazadas en el Bajo Baudó.

Tras el desplazamiento de 73 familias de las comunidades indígenas de las Lomas y Villanueva, asentadas en el río Purrichá en el Bajo Baudó- Chocó, producto de la presencia de integrantes del Grupo Armado Organizado “ELN” en sus territorios, las autoridades de la cabera municipal del Bajo Baudó llevaron a cabo un comité extraordinario de justicia transicional para establecer las rutas de atención que permitan el restablecimiento de derechos de estos resguardos indígenas.

Durante la reunión, el Alcalde Municipal junto con representantes de la Armada de Colombia, la Policía Nacional y demás autoridades municipales, analizaron la situación y a través de la Personería, se solicitó la visita de una comisión de la Cruz Roja Internacional.

Los 324 miembros de estos resguardos indígenas se encuentran en condición de desplazamiento en la comunidad de Puerto Granado, en donde las autoridades establecen los medios necesarios para activar un corredor humanitario que les permita la atención primaria.

Por su parte, la Armada de Colombia mantiene desplegadas en la zona tropas del Batallón de Infantería de Marina No. 22 para impedir la presencia de estos Grupos Armados Organizados que se disputan el control del Río Purricha, por su estratégica ubicación como corredor de movilidad de sustancias ilegales, poniendo en riesgo la seguridad y tranquilidad de las comunidades asentadas en este sector del Pacífico chocoano.

De igual manera, las tropas desarrollan operaciones ofensivas en contra de los Grupos Armados Organizados «Clan del Golfo» y «ELN», que con su accionar delictivo, violan e infringen normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Es por ello, que este año la ofensiva de la Armada de Colombia en esta zona del litoral Pacífico ha permitido la captura de 15 integrantes de Grupos Armados Organizados, la incautación de 20 armas de fuego, 728 cartuchos de diferentes calibres, 100 kilogramos de explosivos, 1400 kilogramos de víveres, 34 equipos de comunicaciones, 398 kilogramos de insumos sólidos, más de dos mil galones de insumos líquidos y la destrucción de 21 infraestructuras ilegales.

La institución Naval mantiene el compromiso por la seguridad y el bienestar de las comunidades indígenas y seguirá trabajando con el #CorazónAzulado de manera articulada y apoyando a las autoridades locales para atender de manera oportuna e integral a estas poblaciones.