Conéctate con nosotros

Actualidad

Consternación en Cértegui – Chocó por asesinato de una menor de edad.

En la tarde de ayer martes 17 de julio del presente año se presento un caso de asesinato de una menor de edad identificada como; Brihana Sofía Mosquera Alegría, los hechos que son materia de investigación ocurrieron en el Municipio de Cértegui en el Departamento del Chocó. Según testigos y personas de esa localidad narran […]

En la tarde de ayer martes 17 de julio del presente año se presento un caso de asesinato de una menor de edad identificada como; Brihana Sofía Mosquera Alegría, los hechos que son materia de investigación ocurrieron en el Municipio de Cértegui en el Departamento del Chocó.

Según testigos y personas de esa localidad narran que la menor había desaparecido misteriosamente desde las 2 de la tarde, sus familiares pensaban que estaban en el río con las amiguitas y no fue así.

La niña había sido violentada por una joven de 13 años de edad que sufre de trastornos mentales, quien al parecer la llevó a una esquina de su casa, le propinó un brutal ataque causándole la muerte, luego la escondió en bolsas y la ocultó debajo de su cama.

El pueblo enfurecido al ver semejante y aberrante caso intentaron linchar a la agresora y destruyeron gran parte de su vivienda.

Habitantes de Certegui se encuentran consternados, debido a que nunca se imaginaron que en su pueblo se llegase a presentar un caso de tan dolorosa y repudiable magnitud.

El cuerpo de la menor víctima de este lamentable caso fue trasladado inmediatamente por la Policía al centro de salud de la localidad donde llegó sin vida hay mucha indignación por parte de los habitantes de esa localidad, la niña muerta era hija única de una pareja de dos jóvenes ambos menores de 30 años de edad; Briyith Alegría Perea y Yester Oveimar Mosquera Palacios.

Antecedentes de la agresora.

Según pobladores de Cértegui, cuentan que la joven agresora de unos 13 años de edad aproximadamente venia hace rato presentando este tipo de comportamientos asociados a una esquizofrenia o una depresión maníaco-depresivo.

Entre las acciones que realizaba describen las siguientes: Desorejaba a perros y gatos, les aplicaba agua y otras sustancias a través de jeringa, al parecer ya había intentado inyectar a un niño anteriormente.

Recomendaciones.

Desde @ELBAUDOSEÑO hacemos un llamado y recomendamos a padres de familia y demás personas que conozcan de comportamientos de esta magnitud en algún individuo, favor y no se queden callados, busquen ayuda ante vecinos, profesores, personería municipal, iglesia, administración municipal o cualquier otro tipo de funcionario o profesional que les pueda orientar a buscar posibles alternativas de solución a cualquier situación como esta, para que no se repitan estos casos tan dolorosos.

El cuerpo sin vida de la menor ya se encuentra en Quibdó donde las autoridades competentes del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses le realizan los procedimientos de rigor.

De interes