Conéctate con nosotros

Salud

Corte Constitucional y Contraloría General de la Republica vigilan con lupa la salud de los Chocoanos.

En un completo informe se detallan los 4 hallazgos fiscales que estableció la CGR, que suman $2.693 millones, todos correspondientes al Hospital San Francisco de Asís, crecen de forma considerable los casos de enfermedad diarreica aguda y de malaria en el Chocó.

Para la CGR, la intervención forzosa por parte de la Superintendencia Nacional de Salud al Hospital San Francisco de Asís – de 2007 a 2016 no fue efectiva, eficiente, ni eficaz para subsanar las deficiencia administrativas, financieras y de infraestructura que padece, lo cual afecta negativamente la prestación de los servicios de salud del Departamento de Chocó.

La infraestructura física del Hospital San Francisco de Asís presenta lamentables condiciones (testimonios gráficos de las páginas 166 a 172 del informe).

La Contraloría General de la República conceptuó que “El departamento del Chocó no cumplió con los principios de eficiencia, eficacia y economía en la programación y ejecución de los recursos transferidos por la Nación para salud pública y atención de la Población Pobre en lo No Cubierto con Subsidios a la Demanda –PPNA, hecho que limitó el goce efectivo de la salud en la región”.

La Contraloría General de la República reveló los resultados de la Actuación Especial de Fiscalización que realizó para evaluar la gestión y los resultados en el manejo de los recursos del orden nacional transferidos al Departamento del Chocó (Gobernación) en las vigencias 2014 y 2015 y al municipio de Quibdó (Chocó) en 2015, para el componente de salud.

Una de las preocupaciones que plantea este informe de la Contraloría son los crecimientos considerables que presentan en el departamento del Chocó los casos de morbilidad de salud pública comparando los resultados de 2014 con los de 2015 (página 49 a 53 del informe).

Este es el caso de la malaria (que pasó de 19.520 a 28.853) y la enfermedad diarreica aguda (que pasó de 12.801 a 20.513).

A su vez, la infección respiratoria aguda apenas mostró una leve disminución, al pasar de 21.435 casos en 2014 a 21.378 en 2015, a mediados del mes de octubre la crisis del sistema de salud en Chocó ocupó, una vez más, un espacio en la agenda pública nacional. Esto, debido a la visita de los delegados de la Corte Constitucional para hacerle seguimiento a la sentencia 760 de 2008, que ordenó al gobierno tomar las medidas que fueran necesarias para superar la crisis de salud pública del departamento del Chocó.

La preocupación de la Corte Constitucional por la salud en Chocó comenzó en 2008, cuando sacó una “mega sentencia” sobre el sistema de salud del país. En el fallo, el alto tribunal pidió a los actores relevantes como el Ministerio de Salud, la Superintendencia de Salud, la Defensoría y la Procuraduría, entre otros, tomar medidas estructurales para atender las fallas del sistema, de acuerdo con Cesar Rodríguez Garavito, director de justicia, pero además perito en el seguimiento de esta sentencia, de las 500 mil tutelas que históricamente se han interpuesto en el país, 100 mil han tenido que ver con la prestación del servicio de salud.

Pero, ¿qué es exactamente lo que han encontrado las comisiones que han hecho seguimiento a las órdenes de la Corte en Chocó, y específicamente, en el Hospital San Francisco de Asís? Cesar Rodríguez Garavito, quien fue designado como perito constitucional voluntario, señaló que lo que allí se vive es un escenario en el que ni siquiera la intervención que desde 2007 hizo la Superintendencia de Salud sirvió para salvar al centro de salud. Hoy, el hospital de segundo nivel está en proceso de liquidación.

“La visita realizada a mediados de octubre fue una orden de una visita judicial de seguimiento que se hizo en enero de 2015”, le expresó Rodríguez a este diario. Añadió que además de desembrollar los líos fiscales del Hospital San Francisco de Asís, que la Contraloría reseñó en un reciente informe, en el documento que le entregue a la Corte deberá dar pistas sobre cómo manejar la profunda crisis que enfrenta la salud chocoana.

Para evitar que una vez finalizada la intervención del hospital se generen de nuevo los mismos problemas y el asunto se convierta en problema cíclico, Rodríguez Garavito plantea que hay que hacerse dos preguntas fundamentales.

La primera tiene que ver con el modelo de atención que debería existir en regiones apartadas de Colombia, como Chocó. “El Ministerio de Salud ha entendido que el modelo de atención que funciona en ciudades grandes no funciona tal cual el lugares como Guainía, razón por la cual implementó precisamente ene se departamento un piloto de atención en salud para la población rural y dispersa, llamado MIAS”, explicó Rodríguez.

Este modelo, si bien todavía es incipiente, podría ser una alternativa para solucionar los problemas de Chocó. Rodríguez explica: “la idea inicial es que en estas zonas tiene sentido que haya una concentración mayor en la prestación del servicio. El modelo de atención en salud en lugares como Chocó debe tener en cuenta el perfil sociodemográfico y la armonización de sistemas tradicionales de salud y el sistema nacional, y sobre todo, las condiciones geográficas. Porque por ejemplo, para alguien de Bojayá que hoy se enferme, para llegar hasta Quibdó debe andar 10 horas en una lancha”.

El segundo grupo de preguntas básicas que debería plantearse tienen que ver en cómo coordinar las autoridades nacionales y las regionales en este caso, departamentales a la hora de intervenir y tratar de salvar el hospital. “Allí lo que ocurrió fue que en lugar de que los entes territoriales y los nacionales tuvieran un trabajo armonizado, pulcro y eficiente, ambos representaron dos focos independientes de corrupción”, expresó el perito designado.

Si bien los recursos son manejados directamente por los entes territoriales, sería necesario que exista una coordinación y fiscalización por parte de la nación de esos recursos. Además, el experto señaló que será fundamental replicar las buenas experiencias de hospitales públicos como el de Pereira y algunos de Antioquia, en donde el servicio y la administración de los centros es “bastante buena”.

El informe que Rodríguez y su equipo presentará incluirá además un análisis del estado actual de la prestación de servicios médicos del Hospital Ismael Roldán Valencia (en Quibdó), sí como del estado de su infraestructura y su organización administrativa, y una valoración de la ejecución de los recursos entregados por el gobierno para la creación del Nuevo Hospital San Francisco de Asís.

En Contexto podemos decir que después de la intervención donde asumió la entidad Hospital Ismael Roldan Valencia, bajo la dirección del médico Wilman Yurgaky, quien con su equipo de trabajo ha mejorado un poco más las condiciones en cuanto a la prestación del servicio, adecuaciones internas, medicamentos, equipos quirúrgicos y personal administrativo incluyendo médicos y enfermeras, pero como lo dice el designado Magistrado, nos identificamos plenamente con las posibles alternativas de soluciones que plantea y esperamos se hagan efectivas iniciando por sanearlo (pagar las deudas), construir un nuevo Hospital de segundo nivel como se ha venido anunciando por la buena salud de los Chocoanos.

Fuente. El Espectador y EB.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Salud

La Secretaria de Salud departamental realiza cierre de las áreas de Urgencia y Farmacéutica del Hospital Ismael Roldan Valencia.

La Secretaria de Salud departamental del Chocó dentro de sus funciones misionales realiza visita al Hospital Local Ismael Roldan Valencia de Quibdó, dejando como resultado el cierre de las áreas de urgencias y Farmacéutica. Después de la verificación de los diferentes servicios habilitados ante el registro especial de prestadores aplicando el instructivo de evaluación de la resolución 2003 del 2014.

La visita fue realizada por las múltiples quejas de usuarios y funcionarios de la ESE – Hospital Local Ismael Roldan Valencia, donde manifestaban la mala prestación del servicio de farmacia, baños deshabilitados por falta de agua tratada, de igual forma el agua utilizada en servicios como odontología y demás, no se encuentran en buenas condiciones, y en general se observa falta de higiene y deterioro en algunas áreas de la edificación.

Hallazgos en servicios farmacéuticos.

Aire acondicionado dañado.

Establecimiento de un sitio adecuado para medicamentos próximos a vencer.

Nevera de almacenamiento de medicamentos refrigerados

Cambio de termo higrómetro y reparación de humedades en el cielo falso.

Planta de tratamiento de agua.

Limpieza general y pintura del área física

Instalación de techo

Convenio que garantice la motorización periódica de los parámetros de calidad del agua tratada.

Urgencias.

En diferentes áreas de urgencias se requiere corregir humedades

Aseo – Pintura de paredes

Pintura, reparación de camillas y atriles.

En dicha visita se evidencia hallazgos negativos relevantes en los servicios de urgencia y farmacéutico que dieron lugar al cierre de los mismos, los otros servíos verificados entraran en proceso administrativo sancionatorio.

La medida se aplica en base a los hallazgos que generan riesgo en la prestación del servicio y van en contra de lo que esboza la resolución frente a la seguridad en la atención.

Funcionarios de la Secretaria de Salud departamental retomaran este lunes 13 de enero el proceso de Control, Inspección y Vigilancia a otras áreas de la entidad en mención. 

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Salud

La Nueva Ese Hospital Departamental San Francisco de Asís emite comunicado a la opinión pública referente a la salud del niño accidentado.

La Nueva Ese Hospital Departamental San Francisco de Asís, se permite Informar a la opinión pública.

Que el pasado 31 de diciembre, ingresó a Urgencias de la Entidad un paciente, niño de 3 años de edad, víctima de un accidente de tránsito (Soat Fugado) al cual se le prestó la debida atención prioritaria, siendo valorado por medicina general, Cirugía Maxilofacial y Pediatría, le Practicó un Tac, el cual muestra, que no hay daño cerebral, pero presenta una fractura Periorbitaria, que se viene manejando en la Institución.

Actualmente el niño se encuentra estable en el Servicio de Pediatría y ya superó el periodo crítico y se le viene dando el Manejo adecuado producto de las lesiones sufridas.

Carlos Enrique Palacios Perea – Gerente.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Salud

Minsalud lanza Iniciativa de Eliminación de la Malaria en Colombia.

12 municipios del pacífico colombiano son los primeros beneficiados con la Iniciativa Regional para la Eliminación de la Malaria (IREM).

El Ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe, realizó en Quibdó – Chocó, el lanzamiento de la Iniciativa Regional para la Eliminación de la Malaria (IREM).

La IREM arranca inicialmente en 12 municipios de la Región Pacífica, en donde se presenta el 75% de los casos de malaria el país, con el fin de generar mejores condiciones de equidad e igualdad en las poblaciones.

«La malaria ha sido histórica con nosotros los colombianos. Es muy importante que enfrentemos un reto como este porque podemos hacerlo. Tenemos el conocimiento para intervenir con éxito y así lo haremos», afirmó el ministro Uribe Restrepo.

En lo que va de 2019 se han reportado en el territorio nacional 74.409 casos de malaria, de los que 73.162 son de malaria no complicada y 1.247 de malaria complicada.

Para Evita Gutiérrez, habitante del municipio de Lloró, «eliminando la malaria sería otra la forma de vivir en el Chocó». Esto explicado porque «con energía puedes trabajar y cumplir con las obligaciones, de lo contrario sufren todos en el hogar. Sin malaria la vida sería óptima y podríamos despegar» haciendo referencia a los síntomas de la enfermedad y los casos de muertes asociados a ella.

En el país la IREM priorizó 12 municipios de 3 departamentos: en Chocó 10 municipios en total, de los cuales 4 son de frontera (Acandí, Jurado, Unguía y Riosucio), de la parte central del departamento (Quibdó, Atrato, Medio Atrato, Bagadó, Lloró y Río Quito); en Nariño es San Andrés de Tumaco; y en el Valle del Cauca es Buenaventura.

Esta iniciativa se trata de una asociación entre el BID, 10 países, la OPS, el Consejo de Ministros de Salud de América Central (COMISCA), la Iniciativa Clinton de Acceso a la Salud (CHAI) y el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica y está patrocinada por la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Carlos Slim y el Fondo Mundial.

«Aquí hay un lindísimo ejemplo de cooperación, inicialmente internacional y ahora nos obliga a que se dé dentro de Colombia. Para que esto tenga éxito tenemos que trabajar todos juntos», dijo Uribe Restrepo con el Malecón Chocoano y el Río Atrato como escenario.

Chocó será la concentración de conocimiento en Colombia sobre cómo eliminar la malaria de nuestras comunidades, afirmó el Ministro, «ese aprendizaje de los próximos tres años de cómo es factible eliminar ese parásito lo vamos a llevar al bajo Cauca antioqueño, al Orinoco y a la Amazonia. Nos tiene que importar la malaria en toda Colombia».

El modelo.

Con la IREM, que existe desde 2014, se espera tener el diagnóstico de la enfermedad a las 48 horas de que se presenten los síntomas y el tratamiento oportuno máximo a 24 horas del diagnóstico. De esta manera se corta la transmisión del parásito y, por consiguiente, se elimina la enfermedad.

«La IREM va en beneficio de todos nuestros territorios. Hay que verlo con buenos ojos y darle las herramientas necesarias porque realmente lo necesitamos. Es un compromiso de todos», afirmó Ana María Serna, habitante del municipio de Atrato.

Cervelio Rentería, de Lloró, cree «que es posible» que la malaria ya no haga parte de su cotidianidad con las metas planteadas. «El mosquito ha sido un problema grave en la región, una de las enfermedades que ha agudizado nuestra situación y dejado muchos muertos», contó.

«Sin malaria cambiaríamos la forma de vivir, evitaríamos muchas muertes. Entonces, bienvenida la IREM», agregó.

Por su parte, el Viceministro González aseguró en Quibdó que la migración hacia nuestro país ha incrementado los casos de malaria. «Es por ese motivo que escogimos los municipios fronterizos Acandí, Juradó, Unguía y Riosucio, en los que haremos un esfuerzo adicional para avanzar en la reducción de la malaria».  Agregó que «cada casa tiene que entender su rol, y cada caso debe ser oportunamente atendido».

«Son cuatro estrategias que tenemos para lograr la eliminación. Lo primero es fortalecer las estrategias grandes en el territorio, lo segundo es fortalecer la vigilancia epidemiológica y parasitológica, hacer un control integral de los vectores y un fortalecimiento de las acciones transversales e intersectoriales», puntualizó.

Metas en Colombia.

En el caso de Colombia las metas para esta fase son:

Evitar el restablecimiento de la transmisión en los cuatro municipios de frontera con Panamá.

Alcanzar la reducción en un 75% de los casos de malaria no complicada y malaria complicada en los otros 8 municipios de la iniciativa.

Lograr cero muertes por malaria en los 12 municipios.

A junio de 2021 se espera lograr los resultados y sostenerlos hasta el año 2022 que termina el proyecto. Además, para el próximo año se espera haber logrado una reducción de un 50% de los casos a diciembre en ocho municipios y en los de frontera haber logrado cero casos.

La financiación de esta iniciativa se da de la siguiente manera: 25% proviene de la donación (US $2.422.106) y la contrapartida que está representada en todas las acciones de diagnóstico, tratamiento, vigilancia, promoción y prevención para malaria realizados en estos municipios (US $7.255.318), para un total de US $9.677.424.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Top