Conéctate con nosotros

Medio ambiente

El día mundial del agua en tiempos de coronavirus

Este lunes 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, una fecha de gran importancia no sólo porque le recuerda al mundo que vivimos en una crisis de escases de este recurso hídrico, tanto en caudal como en calidad, donde una de cada tres personas carece de acceso a agua potable, sino también porque en medio de la llegada del Covid-19 el agua ha tomado un papel protagónico cuando se trata de preservar la salud de todos.

El coronavirus ha dejado claro que el agua segura es indispensable para la subsistencia humana. En tareas tan simples como lavarse las manos con agua y jabón, esta fuente de vida juega un papel crucial. Incluso, si hablamos de deshidratación por diarrea, vómito o fiebre, el consumo de agua tratada aumenta las probabilidades de sobrevivir.

Y es que en medio de la pandemia se ha hecho más evidente que muchas comunidades de Latinoamérica se encuentran altamente expuestas a contraer el Covid-19 por la falta de acceso a agua apta para el uso y consumo humano. Por ello, desde finales de marzo de 2020, Wine to Water, organización sin ánimo de lucro que desde el 2007 viene trabajando en proyectos como construcción de acueductos comunitarios, perforación de pozos, programas de educación para la niñez y la juventud, educación WaSH (Agua, Saneamiento e Higiene) en comunidades y entrega de filtros potabilizadores de agua, decidió enfocar sus esfuerzos en la atención a familias perjudicadas por el Covid-19, priorizándolas para darles acceso a agua segura.

La organización ha beneficiado durante este año de pandemia a 6.078 personas pertenecientes a comunidades de Chocó, Boyacá y Cúcuta y La Guajira, habitantes de la triple frontera en la Amazonía (Colombia, Brasil y Perú) y otras comunidades ubicadas en Venezuela, Paraguay y Puerto Rico.

“No hay mejor manera de celebrar el Día Mundial del agua que abriendo las posibilidades a las personas de disfrutar de agua segura. En este momento hemos brindado la mano a muchas comunidades, principalmente a Nuquí, Panguí y Arusi en Chocó y diverdas comunidades en la triple frontera de la Amazonía donde muchos habitantes quedaron sin trabajo a causa de la pandemia y donde se generó rápidamente no tenían acceso a este recurso, e incluso desconocían que el uso del jabón podría protegerlos de enfermedades, incluyendo el coronavirus”, afirma Jhonny Nieto, Director de Programas para Latinoamérica en Wine to Water.

Y es que ni los cierres fronterizos ni las cuarentenas detuvieron a esta organización. Actualmente, Wine to Water está próximo a entregar su proyecto de acueducto comunitario llevado a cabo en la comunidad de Santa Luzía en Brasil y se encuentra en diálogos con dos comunidades del Amazonas colombiano que evidencian gran necesidad de acceso a agua segura desde sus hogares y que buscan beneficiarse del programa de construcción de acueducto comunitario rural con el que cuenta la organización.

De esta manera, Wine to Water está tomando medidas para abordar la problemática de agua que vive no sólo el país, sino Latinoamérica, luchando así por alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número seis: Agua y Saneamiento para todos antes de 2030, impulsado por las Naciones Unidas.

Publicidad