Conéctate con nosotros

Social

Ella es la patrullera Yarisa “el hada madrina” de los niños y niñas de Tadó.

Con amor y paciencia ha transformado la vida de muchos niños y niñas chocoanos.

Ella los escucha, les habla les lee cuentos, les enseña a pintar, a leer, a escribir, y con la ayuda de sus compañeros policías a cantar bailar y a jugar fútbol.

Su trabajo constante abnegado desinteresado y amoroso favor de los niños y niñas de zonas vulnerables del municipio de Tadó le ha valido el nombre del “Hada madrina de los niños” no es para menos, los niños que se han impregnado de su esencia la esperan todos los días para oír sus enseñanzas, para jugar, aprender o sentarse en el piso con ella para hacer volar su imaginación y así plasmar en hojas sus dibujos o trazar en cuadernos viejos todo lo nuevo que ella les enseña diariamente.

La patrullera Yarisa Mosquera Perea es una Policía que pertenece al Departamento de Policía Chocó y que está adscrita desde hace 5 años y tres meses a la Especialidad de infancia y adolescencia y desde entonces se ha convertido en una mujer constructora de paz, en los municipios donde ha trabajado (Carmen de Atrato y Tadó). En la actualidad trabaja en los barrios más vulnerables de Tadó mediante la educación con niños y niñas, y también en actividades de integración con la comunidad.

Ver la alegría reflejada en el rostro de los pequeños y adolescentes es de las cosas que más le gustan de su trabajo, Por ello todos los días sale temprano de la estación de Policía con algunos de sus compañeros, en busca de sus ángeles, como ella llama a los niños de su municipio y que siempre están prestos a aprender, jugar y divertirse con ella y que se cautivan con su presencia.

Le encanta capacitarlos en temas de prevención del abuso sexual, maltrato infantil, ciberacoso ciberbulling, leerles cuentos infantiles y jugar, con ellos juegos tradicionales como, la gallina ciega, encostalados, balero, cuatro ocho y doce, yermis y congelados entre otros, como una manera de fomentar las relaciones sociales, mejorar el ingenio y el intelecto y ocupar el tiempo libre de los niños y niñas de una manera adecuada, para así alejarlos del peligro y de los malos hábitos “Quiero desaparecer de sus mentes que vienen marcados para ser “delincuentes” por sus condiciones de pobreza” por eso siempre les resalto que son seres humanos valiosos que tienen muchos valores y también muchas cualidades y que como cualquiera otra persona pueden llegar a ser grandes científicos, médicos, enfermeras, futbolistas o la profesión que quieran”

Recalca la patrullera Yarisa Mosquera. En época de vacaciones improvisa aulas escolares para llevar a cabo jornadas de refuerzo escolar y así ayudarlos con sus tareas.

Esta noble y desinteresada labor no ha sido tarea sencilla, ya que le ha tocado sortear muchos caminos espinosos que no han podido alejarla de su verdadera misión y esencia que es la de transformar la vida de los niños.

De interes