Conéctate con nosotros

Periodismo ciudadano

Emergencia por ola invernal en el municipio del Medio Baudó.

Cerca de 1.200 familias se encuentran afectadas por el desbordamiento de ríos y quebradas afluentes del Río Baudó.

El primer reporte preliminar por afectaciones a causa de las fuertes lluvias que se presenta en gran parte del territorio departamental, y especialmente en la Subregión del Baudó, unas 1.200 familias aproximadamente se encuentran bajo el agua.

Las comunidades y barrios que presentan mayor afectación son: Puerto Meluk, cabecera municipal 4 barrios; Villa Nueva, El Silencio, Pitalito y El Comercio.

Zona rural, 10 comunidades entre Afros e Indígenas afectadas, entre ellas: El Corregimiento de Platanares, Almendró, Puerto Libia, Beriguadó, Boca de Pepé, San José de Querá, La Aurora, Puerto Córdoba, Puerto Limón y Naranjal.  

Las pérdidas en cultivos de pan coger y animales de corral son incalculables, de igual forma se presentan grandes pérdidas en el comercio.

La situación es preocupante debido a que las lluvias continúan y además se espera el descargue de la creciente del Río Baudó, teniendo en cuenta que gran parte del municipio vecino del Alto Baudó, de igual forma se encuentra inundado.

Es de detener en cuenta que el IDEAM pronóstico para este fin de semana, condiciones nubosas con alta posibilidad de lluvias en varios sectores de la región Pacífica, tanto en la zonas continental y marítima, destacándose zonas de los departamentos de Chocó y Valle del Cauca. Las lluvias de mayor consideración son previstas para la noche de este viernes y para el sábado en horas de la tarde y noche, acompañadas en algunos momentos de tormentas eléctricas.   

Manuel Santos Valencia Murillo, Coordinador de la Gestión del Riesgo Municipal del Medio Baudó, dijo; “Por instrucciones del señor alcalde municipal; Fredy Ramírez Valencia, hemos iniciado un recorrido por las diferentes comunidades, con el objetivo de poder identificar la magnitud de la situación que hoy se presenta por causa de este fenómeno de la naturaleza, y así mismo poder gestionar las ayudas necesarias que permitan mitigar el impacto de esta nueva creciente, la situación es preocupante teniendo en cuenta que desde el pasado viernes al caer la noche empezó a llover y aun continua lloviendo, por fortuna hasta el momento no hay reportes de pérdidas de vidas humanas.

De interes