Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Enfrentamientos entre grupos al margen de la Ley en límites de los resguardos Indígenas de Opogodó, Doguadó y Alto Rio Napipí del municipio de Bojayá se encuentran confinadas.

“El territorio es para los pueblos aborígenes el fundamento de su vida material y espiritual, de su identidad, es un medio de subsistencia y un elemento esencial en su cosmovisión y religiosidad que permite la preservación de su cultura y de valores de independencia e identidad, de allí que el reconocimiento integral del derecho de los grupos étnicos a las tierras sea un elemento esencial de la diversidad étnica y cultural, derecho fundamental reconocido en el artículo 7° de la Carta Política”.

El día domingo 23 de septiembre de 2019, aproximadamente de 4:00 a 5:00 p.m., la tan Anhelada Paz estable y duradera que se suscribió el 26 de septiembre de 2016 en la Habana Cuba, se vio nuevamente atropellada por el miedo que se produce con el enfrentamiento entre dos bandos, donde la comunidad queda en medio del juego cruzado entre grupos beligerantes que se disputan seguramente el control territorial de nuestra Madre Tierra. Cabe destacar, que la confrontación se produjo entre la Comunidades Indígenas de Carrillo, Unión Cuity y Playita, Villa Hermosa Egorokera, Unión Baquiaza en el Rio Napipí del Departamento del Chocó.

De tal manera, en este momento están confinadas las siguientes comunidades:

Ítem    Comunidad Indígena  Familias Habitantes
1. Villa Hermosa              17               82
2. Playita 17             193
3. Unión Cuity              55              277
4. Egoroquera              27              116
5. Baquiaza            115              515
6. Unión Cuity Central 73              327
7 Dearade                                8 29

Este hecho, seguramente va a desencadenar en un éxodo masivo hacia los centros poblados, desarraigo cultural, inseguridad alimentaria y pérdida de la libertad de movilidad ya que van a estar prisioneros dentro de sus propias fronteras. Es decir, se sigue perpetuando en nuestros territorios ancestrales el fantasma del Estado de Cosas Inconstitucional avizorado por la Honorable Corte Constitucional a través de la (Sentencia 025 de 2004 y su Auto de Seguimiento No.  04 de 2009) o plan de salvaguarda y la reciente Sentencia 091 de 2013, también expedida por la Corte Constitucional, es decir, a estos Grupos Étnicos de especial protección Constitucional ordenada por el Constituyente de 1.991, a través del artículo 7º superior no se les respeta ni un solo Derecho Constitucional Fundamental. 

De tal suerte, que de acuerdo al cuadro ilustrativo anterior aproximadamente 1.816 habitantes y 408 familias se encuentran confinadas, con una afectación directa a los Resguardos Indígenas de Opogodó, Dogoudó y Alto Rio Napipí.

En este orden de ideas, y de acuerdo a los mandatos ordenados por el Legislador a través de la Sentencia 091 de 2013, se hace un llamado al Ministerio Público ( Defensoría del Pueblo – Seccional Quibdó – Chocó), que en el marco de sus competencias y como Entidad Estatal encargada de la protección de los Derechos Constitucionales Fundamentales de los  Colombianos que medien o intervengan de manera inmediata junto con los Organismos Internacionales Protectores de los Derechos Humanos para que en el menor término, se declare la realización de un Comité Territorial de justicia Transicional en la ciudad de Quibdó o en Bojayá – Chocó, donde se garantice la protección de los derechos de la población desplazada y de las personas y Autoridades Tradicionales Indígenas  que propendemos por su protección . En igual sentido, se solicita la participación activa de la Diócesis de Quibdó, como garante y protectora de la población desplazada y desamparada por este hecho victimizante.

Se hace un llamado a la Unidad Administrativa Especial de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) de Quibdó Chocó, para dar estricto cumplimiento al artículo 173 de la Ley 1448 de 2011, en el sentido de promover la creación de los Comités Territoriales de Justicia Transicional, para darle prioridad a la situación mencionada.

MESA PERMANENTE DE DIÁLOGO Y CONCERTACIÓN DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL CHOCÓ.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

5 Comunidades Indígenas del Municipio del Alto Baudó llegan hasta Pie de Pató huyendo del conflicto armado.

Otras comunidades entre ellas la de Apartadó estarían confinadas.

El Baudoseño pudo conocer en fuentes de la Personería Municipal del Alto Baudó, que por lo menos 5 comunidades Indígenas llegaron hasta Pie de Pató en condición de desplazadas.

Fotos – El Baudoseño.

Entre las comunidades se encuentran; Vacal, Geandó, Pinchindé, Villa Eugenia y Puerto Peñal, de igual forma se pudo conocer que otras comunidades habitadas por Negros e Indígenas estarían confinadas, por la presencia de actores armados, que se disputan el territorio.

Hasta el momento se tiene un consolidado preliminar de unas 120 familia aproximadamente que huyen del conflicto armado.

Entre los desplazados se encuentran especialmente niños, madres gestantes y adultos mayores, quienes han estado recibiendo acompañamiento de la Personería Municipal, la Cruz Roja y otras entidades que atienden Programas de primera infancia en la zona y han brindado alimentación en las denominadas hoyas comunitarias para mitigar un poco la situación.

El señor Personero Municipal del Alto Baudó; Eriberto Andrades, manifestó a este medio, que se encuentran en proceso de verificación y Censo de la población desplazada.

Por su parte los Indígenas desplazados, esperan se les brinde acompañamiento y ayudas humanitarias.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Reclutamiento de menores ha aumentado 30% en Antioquia, Chocó y Córdoba, según Ejército.

El Ejército Nacional confirmó que el reclutamiento de menores de edad ha aumentado en un 30% en departamentos como Antioquia, Chocó y Córdoba, debido a la presencia de grupos armados.

La Séptima División de la institución confirmó que en lo corrido del año han recuperado a 152 menores que han sido conducidos al ICBF luego de ser víctimas del reclutamiento por parte de grupos como el “Clan del Golfo”.

El comandante de esta división, general Juan Carlos Ramírez, explicó que del “Clan del Golfo” han recuperado 48 menores, mientras que del ELN nueve, de las disidencias de las FARC cuatro más, y de otros grupos delincuenciales cerca de 60.

“Están empleando nuestros menores para generar el crimen y generar violencia en cada uno de los departamentos. Todos estos menores de edad han sido entregados al ICBF y algunos de esos menores hemos podido comprobar que han abandonado los centros de cuidado y atención al menor de edad para regresar a delinquir”, afirmó el comandante.

Además, el alto oficial dijo que muchos de estos niños que caen en manos de la delincuencia lo hacen al parecer por huir del maltrato en sus hogares, por lo cual hizo un llamado a los padres de familia y responsables para que no generen este tipo de situaciones en las viviendas que desencadenen en esta problemática.

Fuente – Cablenoticias.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Muertos de la masacre de Bojayá de vuelta a su tierra.

Desde el aeropuerto Olaya Herrera, en la ciudad de Medellín, el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Alberto Brunori, acompañaron el embarque de los cofres en los cuerpos de las víctimas de la masacre de Bojayá.

A bordo de un helicóptero Mil Mi-17, de fabricación rusa, proporcionado por la ONU, inició el proceso de entrega de los cofres en los que reposan los cuerpos de las víctimas de la masacre de Bojayá.

Entre el 11 y el 18 de noviembre, la Unidad para las Víctimas, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Fiscalía General de la Nación y el Instituto de Medicina Legal, participarán en el Acto de Entrega formal de los muertos de la masacre del 2 de mayo del 2002 en Bojayá, Chocó. Los cuerpos fueron exhumados por segunda vez en mayo de 2017 para lograr su identificación.

Este 11 de noviembre comenzó el proceso de la llegada de los cuerpos, el velorio y el entierro colectivo de 79 cuerpos. Desde el aeropuerto Olaya Herrera, en la ciudad de Medellín, el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, aseguró que “gracias a los helicópteros de las Naciones Unidas vamos a llegar a Vigía del Fuerte y allí vamos a entregar los cuerpos a las comunidades, para que pueda iniciar el proceso de duelo”.

Ahora que los cuerpos de las víctimas de esta masacre, ocurrida en el 2002, en el departamento de Chocó, se encuentran en su tierra, iniciarán un recorrido por Vigía del Fuerte, Bellavista (Viejo), Bellavista (Nuevo), Pogue y las demás comunidades rivereñas, donde recibirán un homenaje y su último adiós.

Luego de las explicaciones técnico-científicas, el 16 de noviembre se cumplirán los actos y ritos. “Como Unidad para las Víctimas acompañaremos los actos de entierro final, nosotros realizaremos todo el acompañamiento por parte del equipo psicosocial, hoy lo que haremos es entregar estos cuerpos y se inicia un proceso de acompañamiento para que las comunidades realicen los rituales de acuerdo a sus usos y costumbres”, explicó el director de la entidad.

Millonaria inversión para entierro final y rituales.

Con el fin de cumplir con las características diferenciales de esta comunidad étnica, la Unidad para las Víctimas dispuso de más de 1.500 millones de pesos con el fin de garantizar la participación de los familiares directos de las víctimas de la masacre de Bojayá, que estarán presentes del 11 al 19 de noviembre en los actos de entrega formal de los muertos en este hecho violento.

El director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, explicó que con dichos recursos se asegurará que los familiares directos de las víctimas (cónyuges, padres, hijos, hermanos, sin importar el número) o máximo 5 personas por víctima para los casos que no existan familiares directos, participen de todos los actos. “Bajo sus principios y sus costumbres, la Unidad para las Victimas apoyará este proceso, que nos demanda una inversión entre 1.500 y 2.000 millones de pesos con los que estamos garantizando el transporte de las comunidades, la alimentación y alojamiento de todos los días que ellos requieren”, agregó.

Igualmente, la Unidad proveerá todos los materiales necesarios para los actos simbólicos previstos por la comunidad para el recibimiento de los cuerpos en Bellavista y su recorrido por el río, al igual que los actos simbólicos para el viaje de los cuerpos a Pogue. El director de la entidad aseguró que «también se ha realizado el acompañamiento psicosocial que han tenido desde el primer momento que se hicieron los procesos de concertación y exhumación”.

Tres sujetos de reparación colectiva.

En Bojayá, hay tres Sujetos de Reparación Colectiva:  La Comunidad Afro de Bellavista, cuyo plan se encuentra en fase de implementación, los Consejos Comunitarios de Bojayá, compuesto por 19 Consejos Comunitarios y se encuentra en fase de formulación y las Comunidades Indígenas de Bojayá, compuesto por 32 comunidades, que se encuentran en la fase de implementación.

En la Comunidad Afro de Bellavista la Unidad para las Víctimas ha realizado una inversión total de $1.032 millones entre el proceso de ruta e implementación del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC).

Con respecto al sujeto de reparación Consejos Comunitarios de Bojayá, se ha realizado acompañamiento durante el desarrollo de la ruta y se proyecta la protocolización del PIRC para inicios del mes de diciembre.

En lo referente al colectivo Comunidades Indígenas embera – dóbida de Bojayá, su PIRC se encuentra en proceso de implementación y las primeras dotaciones que se harán entrega durante la vigencia 2019 son: la entrega de tres embarcaciones comunitarias, entrega de materiales de construcción para la construcción de tres tambos (Kiosco comunitario).

Más de 850 Bojayaseños indemnizados.

En el Departamento del Chocó se han indemnizado 13.043 personas por un valor de cercano a los $101.000 millones.

En lo que respecta al municipio de Bojayá, se han indemnizado 871 personas por un valor cercano a los $7.000 millones

Retornos y reubicaciones.

El Plan de retorno y reubicación fue aprobado el 29 de junio de 2016 y las comunidades que actualmente son acompañadas para este fin son la comunidad indígena Chau pertenecientes a la etnia embera y tres comunidades afrodescendientes denominadas Bellavista, Pueblo Nuevo y Amburridó.  El total de hogares acompañados es de 138 y de personas 667.

En agosto de 2014, con recursos pertenecientes a Esquemas especiales de acompañamiento comunitarios la Unidad entregó insumos y materiales para el arreglo de la Iglesia de Bojayá, mientras que la Alcaldía municipal aportó la mano de obra.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Top