Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Entregadas 30 toneladas de ayuda humanitaria a personas confinadas en el departamento de Chocó.

Comunidades afro e indígenas del municipio de Medio San Juan que se encuentran en situación de confinamiento, recibieron ayuda humanitaria de parte de la Unidad para las Víctimas.

Debido a confrontaciones armadas del ELN con la fuerza pública, lo que desencadenó desplazamiento en unas comunidades y confinamiento en otras, la territorial Chocó de la Unidad para las Víctimas convocó una mesa de prevención y protección, con presencia de la alcaldesa de Medio San Juan y las instituciones que hacen parte del estado, ONG y entidades étnico-territoriales para garantizar la atención a la población que se vio afectada.

Dentro de los compromisos de la Unidad estaba la entrega de ayuda humanitaria consistente en kits de alimento y kits de aseo, y balones deportivos para el goce y disfrute de los niños, niñas y adolescentes de las comunidades confinadas.

30 toneladas de ayuda humanitaria se entregaron en las comunidades de Noanamá, La Lerma, Unión Wounan, Fugiadó, Macedonia, Puerto Murillo y La Loma del municipio de Medio San Juan, y en Doidó y Negría del municipio de Istmina para mitigar el impacto que causó el confinamiento a estos pobladores que no pueden salir a buscar su pancoger por temor a la presencia de actores que pongan en riesgo su integridad física y por la restricciones a la libre movilidad que generan los grupos ilegales al margen de la ley.

La directora territorial, Palacios Moreno, hizo parte de la delegación que se trasladó a las zonas afectadas, para darles un mensaje de aliento y hacerles saber que desde nivel nacional se trabaja para el beneficio de las víctimas del conflicto armado.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

En el Departamento del Chocó 112 Víctimas recibieron reparación económica.

La indemnización administrativa hace parte de las medidas de reparación integral que la Unidad para las Víctimas entrega a los sobrevivientes del conflicto armado para resarcir los daños causados por la violencia.

En una jornada en Quibdó, la Unidad para las Víctimas, les entregó a 112 personas las cartas de notificación de indemnización, a la que tienen derecho por las afectaciones sufridas con motivo del conflicto armado.

Las víctimas priorizadas, según la resolución 1049 de 2019 de la Unidad, son personas de 74 años o más, personas con discapacidad certificada y personas con alguna enfermedad catastrófica, ruinosa o de alto costo.

La entidad entregó más de $1.250 millones y se les presentó a las víctimas una amplia oferta institucional, además de orientación sobre la inversión adecuada de los recursos, con el ánimo de que les sirvan para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Yianny Vanessa Palacios Moreno, directora de la Unidad en la territorial Chocó, indicó: “me llena de mucho agrado poder entregar estas cartas a nuestra población víctima del conflicto armado con lo cual contribuimos a la reparación integral”.

Otras de las medidas que se han aplicado en el Chocó para mitigar el impacto que viven los pobladores cuando se presentan emergencias humanitarias debidas a confinamientos y desplazamientos, son la entrega de ayudas humanitarias, el acompañamiento psicosocial, planes de retorno y/o reubicación y la entrega de cartas de indemnización administrativa, con lo cual el Estado contribuye a la convivencia y la reconciliación.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

En Quibdó se realizó multitudinaria marcha “Por la Vida y por la Paz”.

Este miércoles 16 de octubre del 2019, como estaba programado se realizó en Quibdó una multitudinaria marcha que recorrió las principales calles de la ciudad, convocada por la Diócesis de Quibdó y el Comité por la Salvación y Dignidad del Chocó.

Fotos – El Baudoseño.

La actividad fue denominada “Marcha por la Vida y la Paz”, participaron un sinnúmero de Organizaciones e Instituciones, con asiento en el Departamento del Choco entre ellas; Diócesis de Quibdó, Comité por la Salvación y Dignidad del Chocó, ASOREWA, Universidad Tecnológica del Chocó, FEDEOREWA, Uniclaretiana, Representantes de Iglesias Cristianas, Instituciones Educativas, Colectivo de Mujeres, WOUNDEKO, Defensoría del Pueblo, entre otras.

Entre las arengas y expresiones presentadas por los participantes a través de pancartas y demás, destacamos las siguientes:  

No más violencia, no más reclutamiento de menores, no más asesinatos a Líderes Sociales, no más exclusión social, no más abandono estatal, entre otras.  

Monseñor Juan Carlos Barreto – Obispo de la Diócesis de Quibdó.

Este ha sido un día muy importante para los habitantes de la Costa Pacífica, hemos levantando la voz en nombre de estos 6 Departamentos, de esos 180 municipios azotados por el conflicto social y por el conflicto armado, la sociedad civil no es indiferente, está organizada y está pendiente de su papel protagónico en la construcción de Paz, este mensaje tiene que llegar a los Gobiernos Municipal, Departamental y Nacional, para que se den cuenta del abandono a que han sometido a la población civil, un mensaje que tiene que llegar también, a los candidatos a cargos de elección popular, rechazamos la corrupción administrativa en todo el país, queremos políticas públicas a favor de la Paz desde la inversión social.

El mensaje de hoy también va dirigido a todos los actores armados ilegales, les hemos dicho hoy, que no los queremos en el territorio por todas sus acciones criminales y violatorias al Derecho Internacional Humanitario.

De igual forma estamos haciendo un llamado a la fuerza pública que tiene que cumplir con su papel constitucional de defender la Paz y proteger a la población civil y haciendo un proceso de depuración, para que ninguno de sus miembros haga alianzas con grupos criminales.

Colombia debe tener solidaridad para con las víctimas del conflicto, la lucha no termina aquí debemos continuar; manifestó el señor Obispo de Quibdó.

Dilón Martínez Mena – Comité por la Salvación y Dignidad del Chocó.   

El principal objetivo de la actividad fue llamar la atención del estado en sus diferentes niveles, creemos que nos merecemos vivir en Paz, como población Afro e indígenas, hemos aportado al desarrollo socioeconómico de Colombia, marchamos por el incumplimiento de los acuerdos firmados con el gobierno, amenazas a Líderes Sociales, contra las economías sociales entre otras.

Hacemos un llamado a los aspirantes a diferentes cargos por elección popular, para que ayuden en la conservación del orden en sus campañas políticas, se están generando conflictos, divisiones entre amigos, familiares y sociales por culpa de la política.  

¿Qué sigue?

Esperamos seguir una ruta de actividades en cuanto al seguimiento de los acuerdos del estado con el pueblo Chocoano, nos sentimos optimista y esperamos que se cumplan, de lo contrario seguiremos dispuestos a llamar la atención con un nuevo paro si las cosas no se concretan.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Unidad Móvil del ICBF en Risaralda atiende a comunidad Embera víctima de desplazamiento forzado.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a través de una Unidad Móvil de la Regional  Risaralda, atiende en Pereira a niños y familias indígenas Embera Katíos pertenecientes a la comunidad Ceberé del resguardo Tahamí en  el municipio de Bagadó (Chocó), que han sido víctimas de desplazamiento forzado.

La Unidad Móvil del ICBF, conformada por antropólogo, nutricionista, psicólogo y trabajador social, se desplazó hasta el albergue Granja Experimental La Bella en la capital de Risaralda, donde se encuentran 10 familias integradas por 22 menores de edad y 16 adultos.

Como parte del acompañamiento del ICBF, se encontró que cuatro menores de edad padecían afectaciones graves en su salud tales como infecciones cutáneas, cuadros febriles y enfermedades diarreicas, por lo que fueron trasladados al Hospital Kennedy de La capital de Risaralda.

Finalmente, el ICBF aseguró que mantendrá la atención a las niñas y niños de la comunidad mientras se supera la condición que los obligó a salir de su región.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Top