Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Familia despidió a alcalde de Riosucio desaparecido hace 25 años.

Con un sentido homenaje, familiares de Benjamín Arboleda Chaverra, alcalde encargado y miembro de la Unión Patriótica, recibieron sus restos en Urabá luego de un cuarto de siglo de búsqueda.

Apartadó – Antioquia, abril 30 del 2022 || En el auditorio del Hotel Barbacoa de Apartadó, junto al cuerpo y el retrato de Benjamín Arboleda Chaverra sus hijos, hermanos y sobrinos plasmaron sus recuerdos. Con la voz entrecortada, expresaron el dolor que les produjo su ausencia, desde aquel diciembre de 1996, cuando los paramilitares de las denominadas Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, al mando de Elmer Cárdenas, lo desaparecieron del municipio de Riosucio, Chocó, donde se despeñaba como alcalde encargado.

Con una breve evocación bíblica de los Hechos de los Apóstoles en sus apartes 10,34-43 el padre Frank Sebastián Núñez Rivera de la diócesis de Apartadó, presidió una meditación y reflexión que dio inicio a la ceremonia de entrega de los restos de Benjamín Arboleda. Durante este breve espacio, Sandra Arboleda se dirigió a sus familiares y las entidades presentes para retomar apartes importantes de lo que fue la búsqueda de este funcionario encabezada por ella. Una vez recibieron las actas de entrega y los restos de su padre, se trasladaron al Colegio Alfonso López, donde se fijó el mural en honor a este padre y líder político. 

“Esta búsqueda lleva 25 años. Se inicia indagando en un país con una violencia sociopolítica, en donde era muy difícil ir a tocar una puerta del Estado para decirles ayúdenme a buscar, por el miedo. Entonces la familia decide emprenderla: con mi tío, tomamos una lancha y comenzamos a hacer recorridos para mirar si lo encontrábamos, pero siempre con miedo por el conflicto que atravesaba el país”, recuerda Sandra.

El rostro de Benjamín más el sonido de “A luchar por la igualdad”, “Pido la paz para esta guerra”, estribillo de “Te Pido La Paz “, del músico puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, una de las canciones preferidas de Benjamín, hacen parte de lo que su familia quiso plasmar en honor a su memoria en el mural dispuesto en la fachada frontal del colegio, en una de las principales avenidas del barrio del mismo nombre en Apartadó. 

“El mural permite a las víctimas del conflicto armado sacar ese dolor de lo personal a lo público, que la sociedad pueda conocer que aquí hay unas víctimas y que esas víctimas han callado ese dolor por miedo o por muchas circunstancias; entonces ese dolor nos permite dignificar no solo el nombre de Benjamín, sino de todas las víctimas de conflicto armado; que la sociedad pueda comprender y entender que esto ocurrió y que esto no puede pasar nuevamente”, explicó Sandra.

Frente al mural encendieron velas y se abrazaron para tomarse fotografías hasta que fue cayendo la tarde. El rostro de Benjamín quedó plasmado sobre una pared azul celeste con chispas de pintura de colores que Andrea Arboleda, la hija menor, quiso abonar a la imagen de su papá y a los artistas autores de la obra en su honor.

En el 2021 se halló el cuerpo del líder político después de una búsqueda familiar de sinsabores y con el acompañamiento de organizaciones como Reiniciar, Equitas, la organización científica sin ánimo de lucro que aporta experticia forense en la investigación de violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario, la Fiscalía General de la Nación y la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD).

La ausencia de Benjamín también causó afectaciones psicosociales, materiales, pérdida de la identidad y desintegración familiar por el desplazamiento. Además, también ocasionó daños colectivos por el ejercicio de liderazgo político que ejercía en el partido la Unión Patriótica, así como la figura de servidor público, otorgada mediante decreto 150 como secretario de Gobierno y Desarrollo Comunitario en 1995 de la alcaldía de Riosucio.

“Encontrar la verdad era realmente difícil cuando no se tenía un cuerpo, y cuando en este momento lo tenemos, aún queda parte de esa verdad que hemos ido reconstruyendo con la familia”.

Una vez culminaron los homenajes en Apartadó, el cuerpo de Benjamín Arboleda Chaverra fue llevado por su familia a su natal Acandí, departamento del Chocó, donde nació el 6 de junio de 1954, donde se ofició una ceremonia católica en su nombre.  

De interes