Conéctate con nosotros

Destacadas

Fiscalía logra condena por 1.709 acciones criminales de las extintas Autodefensas.

La Fiscalía demostró en juicio de Justicia y Paz cinco patrones de macrocriminalidad registrados entre 1997 y 2006, cometidos por el bloque Élmer Cárdenas en seis departamentos: Antioquia, Chocó, Boyacá, Córdoba, Cundinamarca y Santander. Para la Fiscalía General de la Nación los entonces integrantes del Bloque Élmer Cárdenas de las extintas autodefensas, por instrucción de […]

La Fiscalía demostró en juicio de Justicia y Paz cinco patrones de macrocriminalidad registrados entre 1997 y 2006, cometidos por el bloque Élmer Cárdenas en seis departamentos: Antioquia, Chocó, Boyacá, Córdoba, Cundinamarca y Santander.

Para la Fiscalía General de la Nación los entonces integrantes del Bloque Élmer Cárdenas de las extintas autodefensas, por instrucción de sus cabecillas y jefes de frente, convirtieron el homicidio, la desaparición forzada, el desplazamiento, el reclutamiento ilícito y la violencia basada en género, en patrones de criminalidad sistemáticos, generalizados y repetidos.

Luego de las audiencias de Justicia y Paz, y de analizar y constatar las declaraciones y confesiones de los postulados desmovilizados de la estructura armada, además de las entrevistas a las víctimas e información legalmente obtenida en el curso de los procesos, la Dirección de Justicia Transicional de la Fiscalía demostró que las cinco conductas identificadas hicieron parte de una directriz establecida para ganar violentamente territorio sin importar el nivel de afectación a la población civil, especialmente mujeres, afrocolombianos e indígenas de la comunidad Emberá Dobidá.

El Tribunal Superior de Medellín, a través de la Sala de Justicia y Paz, condenó a 28 postulados del Bloque Elmer Cárdenas, y reconoció los cinco patrones de criminalidad que la Fiscalía detectó en 1.708 hechos en los que participó la mencionada estructura ilegal, por hechos ocurridos entre 1997 y agosto de 2006, en 54 municipios de Antioquia, Chocó, Boyacá, Córdoba, Cundinamarca y Santander.

El fallo acreditó a 6.069 víctimas, las cuales serán reparadas económica y simbólicamente por los daños físicos y morales sufridos; y declaró extinción del derecho de dominio sobre los siguientes bienes: 25 acciones de la Comercializadora Ganadera del Darién y Norte de Urabá; una casa en el barrio Escolar, en Riosucio (Chocó); El Hotel Diplomático, en Riosucio (Chocó); y el hotel y restaurante Casa Real, en Riosucio (Chocó).

La sentencia define la pena alternativa que establece la Ley de Justicia y Paz para los desmovilizados que aportaron información real y aceptaron la responsabilidad en la totalidad de los casos conocidos, ellos son: Fredy Rendón Herrera, alias el Alemán, jefe máximo del Bloque Élmer Cárdenas; Otoniel Segundo Hoyos Pérez, alias Rivera o Cabo Rivera, cabecilla del frente Costanero; y Dairon Mendoza Caraballo, alias Cocacolo o Águila 2, jefe armado de la zona; entre otros 25 integrantes de diferente nivel.

Los sentenciados deberán cumplir con actos públicos de reconocimiento de culpa y arrepentimiento, en los que solicitarán perdón a las víctimas y se comprometerán a no incurrir nuevamente en conductas punibles como las que protagonizaron. Adicionalmente, tendrán que participar en las actividades de tipo simbólico que se programen para resarcir a las personas afectadas con la actividad criminal.

Entre las conductas delictivas del Bloque Élmer Cárdenas argumentadas por los Fiscalía y referenciadas por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín, sobresalen 17 hechos de violencia basada en género, en los que mujeres de Riosucio, Acandí, Juradó, Bojayá (Chocó); y Dabeiba y Necoclí (Antioquia), fueron sometidas a tratos sexuales crueles e inhumanos, además de la intimidación psicológica que terminó por desintegrar familias y generó desplazamientos forzados de la población.

Otras acciones violentas de la estructura paramilitar y puestos en conocimiento del tribunal son:

Masacre La Horqueta: ocurrida el 21 de noviembre de 1997, entre Tocaima y Viotá (Cundinamarca), y en la que fueron asesinadas 17 personas.

Masacre de Bojayá: hechos registrados a finales de abril y mayo de 2002, que iniciaron con enfrentamientos entre el Bloque Élmer Cárdenas de las entonces autodefensas y las Farc, que trascendieron a diferentes acciones criminales como el lanzamiento de cilindros con explosivos a la iglesia de Bellavista, en Bojayá (Chocó) que dejó 79 muertes y un elevado número de desplazados.

Operación génesis o cacarica: incursión armada ocurrida entre febrero y abril de 1997, en la región norte de Chocó. Integrantes del Bloque Élmer Cárdenas incursionaron a sangre y fuego para arrebatarle áreas de influencia a las Farc. En desarrollo de estos hechos fue decapitado el campesino Marino López Mena, situación que generó un desplazamiento masivo de comunidades afrodescendientes y nativas.

Finalmente, el fallo hizo referencia el secuestro de la exsenadora Piedad Esneda Córdoba Ruiz, quien fue retenida contra su voluntad por varias estructuras del Bloque Élmer Cárdenas el 21 de mayo de 1999, en Medellín (Antioquia). Por este hecho fueron condenados: Fredy Rendón Herrera, alias el Alemán, cabecilla principal y Efraín Homero Hernández Padilla y Otoniel Segundo Hoyos Pérez, jefes de frente.

De interes