Conéctate con nosotros

Justicia

Juez penal del circuito de Istmina emitió sentido de fallo condenatorio ante desfalco a la desaparecida Caprecom.

El día 24 de noviembre, el Juez Penal del Circuito de Istmina emitió sentido de fallo condenatorio, en contra del contador público Julio César Rosero Mena y contra la empleada de la Rama Judicial, María Escolástica Moreno Salazar, como presuntos responsables de apoderarse de más de mil noventa y cinco millones de pesos ($ 1,095’000,000) de la EPS Caprecom.

Como se recordará, los hechos investigados datan del año 2010, cuando en el Juzgado Primero Civil Municipal de Quibdó, se tramitó un proceso judicial en contra de CAPRECOM E.P.S en el cual se embargaron y cobraron recursos del régimen subsidiado de salud, los cuales estaban depositados en una cuenta bancaria de la alcaldía de Quibdó.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía Séptima Seccional de Quibdó, en el proceso judicial se aportaron facturas falsas a nombre de una farmacia de Medellín para hacer creer que el propietario de la droguería suministró a Caprecom millonarias cantidades de diversos medicamentos.

Los dineros habrían sido retirados por intermedio de la abogada Sandra Bechara, quien en juicio oral declaró que los habría entregado a Rosero Mena, Moreno Salazar y al entonces Juez Primero Civil Municipal de Quibdó Arsenio Valoyes Pino, este último ya condenado por estos mismos hechos.

En decisión de primera Instancia, Rosero Mena y Moreno Salazar fueron encontrados penalmente responsables, por los delitos de PECULADO POR APROPIACIÓN, en concurso con ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO y FALSEDAD EN DOCUMENTO PÚBLICO.

Para el día 9 de diciembre de 2020 se realizará la audiencia en donde se indicará el monto de la pena y la sentencia.