Conéctate con nosotros

Destacadas

Mujeres víctimas del conflicto armado intercambiaron experiencias en Tadó

Con la presencia de 250 familias víctimas del conflicto armado a través de sus representantes, el pasado domingo 8 de julio del presente año, se dieron cita en el Municipio de San José de Tadó, con el apoyo de la Unidad Nacional para las Victimas del Conflicto regional Chocó, Gobernación del Chocó, los Municipios de […]

Con la presencia de 250 familias víctimas del conflicto armado a través de sus representantes, el pasado domingo 8 de julio del presente año, se dieron cita en el Municipio de San José de Tadó, con el apoyo de la Unidad Nacional para las Victimas del Conflicto regional Chocó, Gobernación del Chocó, los Municipios de Atrato, Riosucio y Tadó respectivamente.

El proyecto.

El nombre del Proyecto es: Implementación de una estrategia integral de seguridad alimentaria, medidas de satisfacción y garantías de no repetición para mejorar la calidad de vida de víctimas en los municipios de Tadó, Atrato y Riosucio.

El evento.

Bajo el lema: “Esta es mi historia, Yo soy victima”, Se realizó un importante intercambio de experiencias con comunidades y Organizaciones que han trabajado los temas de memoria y reparación.

Las mujeres explicaron su tragedia, utilizando algunos tipos de ayuda como: dramatizados, coplas, poemas y pancartas, narrando como ocurrieron algunos hechos violentos en sus comunidades donde fueron víctimas de todo tipo de violación a sus derechos.

Objetivo del evento.

El principal objetivo del evento fue de conocer la historia de las víctimas, y como se preparan para superar temores y establecer confianza en un mejor futuro, de igual forma este evento sirvió para el intercambio de experiencias e integración de los tres entes territoriales que participan de este importante proyecto.

De que se trata el Proyecto.

Los temas tratados en dicho encuentro se trata del Proyecto de seguridad alimentaria, medidas de satisfacción y garantías de no repetición para 250 familias Víctimas del conflicto de los municipios de Riosucio, Atrato y San José de Tadó.

Quienes lo respaldan.

Este proyecto cuenta con el apoyo de La Unidad Nacional para las Víctimas, (la unidad regional), la Gobernación del Chocó y las alcaldías de San José de Tadó, Atrato y Riosucio, al igual que un equipo de profesionales en diferentes áreas en la cual brindan asesorías y acompañamiento en temas de recuperación emocional, comunicación, transformación creativa de conflictos, educación para la Paz y herramientas de recuperación de memoria individual y colectiva.

Quienes participaron.

Participaron; el alcalde Municipal de San José de Tadó; Arismendy Agustín García Mosquera, Daniel Mosquera – director de la Umata delegado del Municipio de Riosucio, Harry Samir Mosquera – Delegado por el Alcalde Municipal de Atrato (Yuto), de igual forma asistieron representantes de los tres Municipios que sirven como enlace con la comunidad, y es de destacar que fueron elogiadas por las asistentes, debido al buen papel que vienen desempeñando en sus tareas asignadas.

Beneficiarios.

Los beneficiarios son: 250 familias víctimas del conflicto, a través de sus representantes, que han recibido ayudas para mejorar sus ingresos, desde su saber agrícola, mejorar su calidad alimentaria, superar las secuelas del conflicto, intercambiar ideas, reconocer sus derechos, entre otras.

Establecer un compromiso de vida que permita retornar a sus parcelas ahora que estamos en el post-acuerdo y cuando se establezca el post-conflicto para tener una mejor oportunidad laboral en el ámbito de la producción y comercialización de productos agropecuarios.

Materia prima.

Se les ha entregado a un grupo de mujeres, gallinas ponedoras y otros cultivos agrícolas como Yuca y Hortalizas al igual que herramientas y asesorías en temas agrícolas.

Los asistentes mostraron su satisfacción por todo el apoyo que han recibido por parte de las Organizaciones, alcaldías y demás profesionales que no los han dejado solos.

Por su parte el alcalde Municipal de Tadó; Arismendy Agustín García Mosquera, realizó una magnifica exposición en la cual hizo énfasis en el emprendimiento y sostenibilidad del proyecto, como pueden las mujeres generar ingresos a través de la producción desde sus casas y sus parcelas.

En conclusión.

Para Emilsen Valencia, desplazada del Municipio del Atrato, lo más importante de todo lo malo ocurrido, fue que por lo menos a muchos que hoy cuentan su historia, les respetaron la vida que es el Don más sagrado del ser humano, lo material poco a poco se puede recuperar y salir a delante desde donde quiera que estemos.

También destacaron que en la época que ocurrieron hechos violentos en sus comunidades, en calidad de desplazados en su gran mayoría fueron muy bien recibidos en otros pueblos donde les brindaron su apoyo hasta hoy, otros fueron mirados con indiferencia por algunos pocos, llegar a pueblos extraños es duro y desesperante, finalizaron diciendo otras participantes.

La administración Municipal de Tadó les brindó una excelente atención, que incluyó transportes, alimentación y recordatorios, bajo la Coordinación de la profesional; Etty Cecilia Parra y su equipo de colaboradoras.

Las mujeres cabeza de familia se mostraron llenas de positivismo con muchas ganas de seguir adelante y olvidar todo lo ocurrido.

Crónica escrita por: Jhonny Harold Mosquera – Periodista EB.

De interes