Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Reclutamiento de menores ha aumentado 30% en Antioquia, Chocó y Córdoba, según Ejército.

El Ejército Nacional confirmó que el reclutamiento de menores de edad ha aumentado en un 30% en departamentos como Antioquia, Chocó y Córdoba, debido a la presencia de grupos armados.

La Séptima División de la institución confirmó que en lo corrido del año han recuperado a 152 menores que han sido conducidos al ICBF luego de ser víctimas del reclutamiento por parte de grupos como el “Clan del Golfo”.

El comandante de esta división, general Juan Carlos Ramírez, explicó que del “Clan del Golfo” han recuperado 48 menores, mientras que del ELN nueve, de las disidencias de las FARC cuatro más, y de otros grupos delincuenciales cerca de 60.

“Están empleando nuestros menores para generar el crimen y generar violencia en cada uno de los departamentos. Todos estos menores de edad han sido entregados al ICBF y algunos de esos menores hemos podido comprobar que han abandonado los centros de cuidado y atención al menor de edad para regresar a delinquir”, afirmó el comandante.

Además, el alto oficial dijo que muchos de estos niños que caen en manos de la delincuencia lo hacen al parecer por huir del maltrato en sus hogares, por lo cual hizo un llamado a los padres de familia y responsables para que no generen este tipo de situaciones en las viviendas que desencadenen en esta problemática.

Fuente – Cablenoticias.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Paz y Derechos humanos

Hemos construido una Procuraduría del diálogo, de la participación, mestiza, india, afrocolombiana, promotora de derechos, tolerante, contundente contra la corrupción: Fernando Carrillo Flórez.

«El mensaje que le dejo hoy a los colombianos es que es absolutamente posible creer en la democracia, en el Estado de derecho, en las libertades, luchar contra la desigualdad, pararse en frente a los poderosos con energía y magnanimidad».

«Hemos cumplido con la misión que nos propusimos y lo hemos hecho con consistencia, convicción, amor por las causas y respeto por los valores que nos señala la ley y la Constitución de Colombia».

«La Procuraduría no paró durante la pandemia porque disponíamos de herramientas virtuales para seguir adelante».

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, aseguró que durante sus 4 años de gestión construyó “una Procuraduría del diálogo, de la participación, mestiza, india, afrocolombiana, promotora de derechos, tolerante, contundente contra la corrupción”, y agregó que el mayor legado ha sido recuperar la confianza de los ciudadanos en la institución a través del diálogo y la participación ciudadana.

En la Audiencia de Rendición de Cuentas 2017 – 2020, el jefe del Ministerio Público enfatizó en que «hay esperanza si seguimos creyendo en la democracia, en el Estado social de derecho, en las libertades contra la desigualdad, en la ética contra la corrupción, en la justicia contra la inequidad, en la vida contra los atentados y la violencia».

«El mensaje que le dejo hoy a los colombianos es que es absolutamente posible creer en la democracia, en el Estado de derecho, en las libertades, luchar contra la desigualdad, pararse en frente a los poderosos con energía y magnanimidad».

Reiteró que su actuar durante estos cuatro años se derivó de la defensa de la Constitución de 1991, que ha sido la brújula, la guía y la razón de ser de la gestión del Ministerio Público.

«Hemos cumplido con la misión que nos propusimos y lo hemos hecho con consistencia, convicción, amor por las causas y respeto por los valores que nos señala la ley y la Constitución de Colombia».

Durante la audiencia pública el Procurador General explicó los 5 legados del ente de control: dar voz a la ciudadanía, respaldar a las víctimas y a la paz, detener a los corruptos, empoderar a los territorios, y resaltó la innovación y la transformación tecnológica de la Entidad.

«La Procuraduría no paró durante la pandemia porque disponíamos de herramientas virtuales para seguir adelante. La mejora de redes, infraestructura tecnológica y sistemas de comunicación se han traducido en defensa de derechos de los colombianos».

Agregó que uno de los retos que asumió al frente del Ministerio Público fue responder con altura a los desafíos de la implementación del Acuerdo de Paz, realizando seguimiento a lo pactado y representando a las víctimas ante la Jurisdicción Especial para la Paz.

Finalmente, aseguró que durante estos años de administración «no improvisamos, demostramos con hechos y no con palabras los resultados de nuestras acciones; tomamos la Constitución como brújula y pusimos los pies en los territorios para escuchar a la ciudadanía», y agradeció el acompañamiento decidido de los viceprocuradores Adriana Herrera Beltrán, Juan Carlos Cortés González, y de los procuradores delegados, regionales y provinciales.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Más de $11 mil millones para seguridad de líderes de sustitución de cultivos y defensores de derechos humanos.

“Privilegiar la vida y reparar a las víctimas, prioridades del gobierno Duque”: Consejero Emilio Archila

Con el apoyo del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz, se realiza proyecto en Chocó, Catatumbo y Pacífico Nariñense.

Estrategia de prevención temprana y protección colectiva beneficiará directamente a personas en proceso de reincorporación, líderes de sustitución de cultivos, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Consejero Archila reconoce apoyo de la comunidad internacional para garantizar la vida de líderes sociales en zonas de alto riesgo.

El Gobierno Nacional y El Fondo Multidonante de las Naciones Unidas firmaron un convenio de cooperación por más de $11 mil millones de pesos para desarrollar una estrategia de prevención y protección que garantice la seguridad de líderes y lideresas sociales en zonas de alto riesgo, en tres departamentos de Colombia.

“Hoy anunciamos la aprobación de un proyecto en apoyo a la estrategia del Gobierno Nacional para reducir el nivel de violencia que enfrentan los líderes y lideresas de Derechos Humanos, y las y los reincorporados, para que puedan ejercer su liderazgo libres y seguros, previniendo la estigmatización, y fortaleciendo las capacidades institucionales y de organizaciones sociales; brindando a su vez oportunidades económicas que también permitan generar escenarios de reconciliación con la población reincorporada. Esta apuesta será financiada por el Fondo de Consolidación de la Paz de la ONU, a través del Fondo Multidonante, y cuenta con el apoyo de países donantes comprometidos con la paz de Colombia”, aseguró hoy Jessica Faieta, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia.

El Consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación Emilio Archila, agradeció el irrestricto apoyo de la comunidad internacional al proyecto de prevención y protección colectiva del gobierno a líderes, lideresas, defensores de derechos humanos, mujeres reincorporadas y familias en sustitución de cultivos ilícitos en tres regiones del país.

“Este  aporte de 2 millones 500 mil dólares del Fondo Multidonante  de las Naciones Unidas, para la seguridad de nuestros líderes y lideresas, es una muestra del compromiso de la comunidad internacional con la política de Paz con Legalidad del presidentes Iván Duque; también, un reconocimiento a su seriedad y a su permanente interés por la defensa de la vida y de los ideales que promueven en el territorio esos hombres que trabajan por el bienestar de las familias y la protección de los recursos naturales”, dijo el Consejero.

Archila adelantó que “el proyecto de prevención en seguridad y protección colectiva se ejecutará inicialmente durante un período de dos años en 30 municipios de Chocó, Catatumbo y el Pacífico Nariñense”.

Mil personas se beneficiarán directamente y más de 10 mil de forma indirecta. El objetivo es el establecimiento de espacios de diálogo, estrategias de prevención temprana y protección colectiva, y de gestión integral de los riesgos de los líderes/as sociales, defensores/as de derechos humanos y sus organizaciones, especialmente para población en sustitución de cultivos ilícitos y en proceso de reincorporación.

El proyecto cuenta con una estrategia de seguridad para mujeres reincorporadas, medidas de reactivación económica que tiendan a la sostenibilidad económica individual, asociativa y colectiva y que eviten el control del crimen organizado.

Los municipios donde se ejecutará el proyecto son Riosucio, Quibdó, San José Del Palmar, Bagadó, Nóvita, Carmen de Atrato, Medio Baudó, Alto Baudó, Condoto, Bahía Solano, Mutatá, Nuquí y Carmen Del Darién, en Chocó.

En la región de Catatumbo: Tibú, El Tarra, Convención, La Playa, San Calixto, Sardinata, Teorama, El Carmen y Hacarí; y en el Pacifico Nariñense y el Cauca los municipios de Tumaco, Olaya Herrera, Santa Bárbara, Ricaurte, Barbacoas, Magüí, Popayán y Santander de Quilichao.

Cien organizaciones de base, 3 defensorías regionales, 3 procuradurías provinciales, 3 personerías municipales, 3 seccionales de la Fiscalía, 3 alcaldías y 3 gobernaciones hacen parte de los beneficiarios del proyecto de transformación territorial para el ejercicio libre y seguro de los liderazgos, la defensa de los derechos humanos y los procesos de reincorporación.

El Fondo Multidonante aportará el equivalente a 2.5 millones de dólares y el gobierno nacional aportará una contrapartida de 698.176 dólares, para un total de 3´198.176 dólares, equivalentes a 11 mil millones de pesos.

En la ejecución del proyecto participan el Ministerio del Interior, la Fiscalía General de la Nación, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización ARN, la Consejería para la Estabilización, el Programa de Desarrollo para las Naciones Unidas, (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Droga y el Delito (UNODOC).

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Más de 500 indígenas confinados en Bojayá por el control de grupos armados.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que, desde octubre de 2020, al menos 512 personas, incluidos 390 niños, niñas y adolescentes, de las comunidades indígenas de Unión Cuity y Unión Cuity Central, de Bojayá, Chocó, se encuentran en confinamiento por el control social de un grupo armado organizado en el territorio.

Desde octubre, al menos 512 personas de las comunidades indígenas de Unión Cuity y Unión Cuity Central, se encuentran confinadas. – Imagen de referencia

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) emitió una alerta – este miércoles 6 de enero – por la situación humanitaria y el confinamiento de comunidades indígenas en Bojayá, Chocó. Desde octubre, al menos 512 personas (222 mujeres, 290 hombres y 390 niños, niñas y adolescentes), de las comunidades indígenas de Unión Cuity y Unión Cuity Central, se encuentran en confinamiento por cuenta del control social de un grupo armado organizado en el territorio.

De acuerdo con la OCHA, esta información fue reportada por la comunidad a miembros del Equipo Local de Coordinación (ELC) en diciembre, a través de un comunicado escrito – con fecha del 6 de diciembre de 2020 – que fue remitido a la Personería municipal. En este documento las comunidades denunciaron varias formas de intimidación como la prohibición de ejercer actividades como la pesca; la instalación de retenes ilegales en las vías fluviales; apropiación y construcción de viviendas para miembros del grupo armado organizado al interior de la comunidad y la apropiación de la siembra y cultivos de pancoger para alimentación de dicho grupo, en detrimento de la propiedad colectiva de los indígenas.

Aunque la emergencia inició en octubre, todavía no se ha activado el Comité Municipal de Justicia Transicional ni el Subcomité de Prevención, Protección y Garantías de No Repetición. “A la fecha no se ha llevado a cabo una misión de verificación del estado de estas comunidades por parte de las instituciones locales o departamentales. Hasta el momento, las fuerzas públicas no han accedido al territorio para asegurar la zona”, afirmó la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Por: El Espectador.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo
Publicidad

Top