Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

Sometidos a la justicia dos integrantes del “Clan del Golfo” en Nuquí.

En lo corrido del año, la Fuerza Naval del Pacífico ha logrado el sometimiento a la justicia de cinco integrantes de Grupos Armados Organizados.

En medio de una zona de mangles en el área general del municipio de Nuquí, Chocó, tropas de la Armada de Colombia lograron el sometimiento a la justicia de dos presuntos integrantes del Grupo Armado Organizado “Clan del Golfo” de la subestructura Pacífico.

El hecho se registró cuando tropas del Batallón de Infantería de Marina No.23, adscrito a la Brigada de Infantería de Marina No.2, en una operación de registro y control de área, lograron someter a la justicia a dos sujetos al parecer, integrantes del “Clan del Golfo” bajo el mando delictivo de alias “El Flaco”, quienes se encontraban involucrados con el cobro de extorsiones en el área general de Nuquí.

Presuntamente, habrían participado en los últimos secuestros perpetrados en los corregimientos de Panguí y Tribugá en el departamento del Chocó. En el momento del sometimiento a la justicia, los sujetos hicieron entrega de un fusil Ak47 y cerca de 200 cartuchos de munición.

Los sujetos fueron trasladados vía aérea hasta el municipio de Bahía Solano, para ser puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

La Armada de Colombia continuará desarrollando operaciones ofensivas que permitan garantizar la seguridad y tranquilidad en la zona norte del Pacífico Colombiano, al tiempo que invita a la comunidad a denunciar en las líneas gratuitas 146 y 147 cualquier hecho o persona sospechosa que ponga en riesgo la integridad de la ciudadanía.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Resguardo indígena Cuti de Unguía (Chocó) ya cuenta con tambo comunitario.

Con este resguardo, la Unidad para las Víctimas inició acercamientos desde el 2013 y se aproximó a los pobladores y autoridades para identificarlos como posible sujeto de reparación colectiva, lo que se consolidó en 2014.

Unguía, 29 de mayo de 2020. Un tambo comunitario que se utilizará para reuniones de sus habitantes, fue entregado como medida de restitución del Plan Integral de Reparación Colectiva PIRC al resguardo indígena Cuti (embera katío) del corregimiento Gilgal, jurisdicción de Unguía (Chocó).

El tambo se logró culminar poco antes de iniciar el aislamiento obligatorio, mediante el esfuerzo conjunto con la comunidad y utilizando la madera y mano de obra nativas, de acuerdo con sus usos y costumbres.

Esta medida de restitución fue implementada con el objetivo de resarcir las afectaciones sufridas a causa del conflicto armado como colectivo y retomar en este lugar sus prácticas ancestrales como mingas, palabreos, bailes, actividades de cantos, reuniones institucionales y prácticas de medicina propia.

“Este tambo, desde su propia cosmovisión, materializa y aporta a la recuperación y reconocimiento de los sitios sagrados, permitiendo que 49 familias embera katío que hacen parte del resguardo Cuti, puedan extender y transmitir el conocimiento sus costumbres ancestrales a los más pequeños, preservando su identidad en estos espacios”, dijo Elizabeth Granada Ríos, directora de la Territorial Urabá-Darién de la Unidad para las Víctimas.

Esta comunidad, a través del recurso de la indemnización colectiva y la entrega de materiales por parte de la Unidad para las Víctimas, logró además de la consolidación del tambo, la construcción de una escuela con dos aulas de clase y una bodega para guardar implementos propios de su actividad productiva.

Según Patricia Elena Guasarupa Domicó, miembro de la comunidad, “agradecemos mucho por el apoyo que nos ha brindado la Unidad a la comunidad y estamos satisfechos por este tambo que ha sido como un regalo para nosotros; la verdad nos estamos beneficiando mucho y ya tenemos donde reunirnos siempre y cuando podamos estar de nuevo juntos y en armonía”.

Con el resguardo indígena Cuti, la Unidad para las Víctimas inició acercamientos desde el 2013 a través de la modalidad de oferta y se aproximó a los pobladores y autoridades del resguardo para identificarlos como posible sujeto de reparación colectiva, permitiendo así que el 18 de marzo de 2014 el representante legal del resguardo, a través del acta de voluntariedad, accediera a vincularse al programa de reparación colectiva.

A la fecha, la entidad realiza seguimiento y el acompañamiento constante a las acciones y medidas contempladas en el Plan Integral de Reparación Colectiva Étnico, con el que se espera seguir avanzando conforme a los medios alternativos así lo permitan, mientras se retoman las actividades en territorios.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Unidad de Restitución de Tierras y entidades del Estado adelantan Plan de Acción para cumplimiento de compromisos PDET en Chocó.

La Unidad de Restitución de Tierras (URT) se suma a entidades del orden nacional y territorial para cumplir los 53 compromisos adquiridos en el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) en el Chocó.

A través de canales virtuales, alcaldes, secretarios de planeación y representantes de entidades gubernamentales se dieron cita este martes en la primera “Mesa Institucional para la Subregión de Chocó”. Lo anterior, con el objetivo de construir una metodología de trabajo conjunta que permita impulsar el cumplimiento de los compromisos PDET definidos desde el pasado 11 de marzo en la ciudad de Quibdó.

A esta reunión se sumó Rossvan Blanco, director territorial de la URT en Bogotá y de la sede ubicada en Quibdó, quien en adelante liderará las sesiones en las que se construirá el Plan de Acción de seguimiento a los compromisos durante el período 2020-2021.

Como eje de la reunión se tuvieron en cuenta los 4 objetivos estratégicos del Pilar 1 del PDET: el acceso y regularización de la propiedad rural, zonificación ambiental, ordenamiento territorial y restitución de tierras. El cumplimiento de los objetivos busca llevar paz con legalidad a los doce municipios de Chocó, que conforman la denominada subregión PDET: Acandí, Bojayá, Carmen del Darién, Condoto, Litoral de San Juan, Istmina, Medio Atrato, Medio San Juan, Nóvita, Riosucio, Sipí y Unguía; y dos municipios de Antioquia, Murindó y Vigía del Fuerte.

A su vez, se determinó que estas reuniones serán realizadas periódicamente en la medida que, tal y como lo afirma Blanco, “son el mejor espacio para el diálogo entre alcaldes y delegados de entidades del orden territorial y nacional. Esto nos permitirá desarrollar un plan de trabajo en común para el cumplimiento oportuno de las metas que nos hemos propuesto alcanzar antes de finalizar el próximo año”.

Ahora bien, es importante resaltar que el trabajo de la URT está orientado a alcanzar la genuina reparación de las víctimas de la violencia a través de acciones como el seguimiento al cumplimiento de lo ordenado en sentencias, avances enfocados en adelantar labores de microfocalización y presentación de demandas en defensa de los derechos territoriales de comunidades étnicas de la región.

En el cumplimiento de los demás compromisos enmarcados dentro de los 4 objetivos estratégicos mencionados anteriormente, a la URT se suman entidades tales como la Gobernaciones de Chocó y la de Antioquia, los Ministerios de Vivienda, Ambiente y Minas, el Departamento Nacional de Planeación y la Alta Consejería para la Gestión del Cumplimiento de la Presidencia de la República, entre otras.

Finalmente, el objetivo y la fecha de la siguiente Mesa Institucional fueron definidos. Esta se llevará a cabo el viernes 19 de junio y buscará socializar los avances en la elaboración del Plan de Acción. Todo lo anterior, convocado y moderado por la URT a través de canales virtuales.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Paz y Derechos humanos

Continúa la entrega de ayuda humanitaria a comunidades indígenas en Murindó, Antioquia.

Las ayudas constan de kits de alimentos y de aseo destinados a mitigar las carencias de 475 familias en situación de confinamiento en este municipio de la subregión de Urabá.

La Unidad para las Víctimas sigue en la tarea de llevar ayuda humanitaria a 11 comunidades indígenas confinadas en el municipio de Murindó (Antioquia), a través de la Subdirección de Prevención y Atención de Emergencias.

Los kits de alimentos y aseo, destinados para 475 familias, fueron entregados en primera instancia a la Alcaldía de Murindó, encargada de transportar la ayuda hacia las comunidades Guagua, Isla, Chimiadó, Coredó, Chibugadó, Chageradó, Ñarangue, Bachidubi, Turriquitado Alto, Turriquitado Llano y Turriquitado Bajo.

“Esta semana, se han venido entregando vía área, conforme a las condiciones climáticas lo han permitido a las comunidades de La Isla, Coredó, Bachidubí y Chimiadó, dado que son de difícil acceso, y en las cuales se espera concretar la entrega», precisó Elizabeth Granada Ríos, directora de la territorial Urabá-Darién de la Unidad para las Víctimas.

Estas  entregas  que se vienen realizando por parte de la Unidad, en atención a lo pactado en la reunión del Comité Intersectorial para la Respuesta Rápida a las Alertas Tempranas (CIPRAT), realizado en el mes de abril, con la participación de diferentes entidades de orden nacional y regional, para evaluar la alerta relacionada con la situación de orden público que se registra en este municipio, donde las comunidades indígenas del río Murindó y del río Chageradó, se encuentran confinadas por enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

Fueron alrededor de 20 toneladas destinadas a estas comunidades indígenas con condiciones que afectan su libre movilidad y actividades cotidianas.

0 Usuarios (0 votos)
Relevancia0
Calidad0
Redacción0
Lo que la gente dice... Deja tu calificación
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario

User Avatar
Verificado
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu calificación

Continuar leyendo

Top